“No temas ni a la prisión, ni a la pobreza ni a la muerte. Teme al miedo.” ~ Giacomo Leopardi.

 Es fácil dejarse llevar por el miedo, y permitir que nos bloquee. A todos nos ha pasado alguna vez. A veces ni nos damos cuenta de hasta qué punto nuestros miedos nos limitan. Y es que dejamos de hacer muchas cosas por miedo.

El miedo es una reacción natural del hombre. Es muestra de prudencia y de inteligencia. Pero sólo si nos enfrentamos a él, lograremos evolucionar y por tanto avanzar.

Cuándo nos enfrentamos a nuestros miedos, aumentamos nuestra auto-estima. Además nos fortalece y convence de que somos capaces. Sentirnos válidos y capacitados es muy importante para lograr nuestros objetivos en la vida.

A continuación vamos a compartir contigo, los sietes miedos que ya no puedes permitir que sigan bloqueándote. No eres el único, ni el primero. Todos nos hemos dejado bloquear alguna vez por éstos miedos.

Miedo al fracaso:

Algunos abandonan incluso antes de haber empezado. No seas de ésos. Y es que dar algo por perdido, incluso antes de haber empezado a luchar, no tiene ningún sentido. El miedo al fracaso no puede detenernos. El que no ha fracasado nunca, es porque nunca ha intentado nada. No permitas que un traspié te aleje de tus sueños.

Miedo a lo desconocido:

Es normal que ante algo que no conocemos, sintamos cierto respeto. Pero ese respeto no puede convertirse en miedo. Y menos en uno que nos detenga o paralice. Lo desconocido nos enseñará cosas nuevas. Al adentrarnos en lo desconocido, saldremos de nuestra zona de confort. Eso nos ayudará a crecer y a evolucionar. Instalarnos en aquello que conocemos, es cómodo, pero también es la mejor manera de quedarnos estancados.

Miedo al cambio:

Cambiar de hábitos y de vida, puede asustar. Pensamos que tal vez no seamos capaces de estar a la altura. Preferimos quedarnos en el lugar que conocemos. Hacer lo mismo de siempre, ir a los sitios de siempre, comer lo mismo de siempre. Y esa la forma perfecta de instalarnos en una vida monótona y mediocre. Una vida que a la larga nos hará preguntarnos que hicimos con nuestro tiempo. Y es que el tiempo se escapa, debemos luchar por nuestros sueños. Y debemos hacerlo ya.

Miedo a la desaprobación:

A todos nos gusta agradar y gustar a los demás. Pero si cada uno de nuestras acciones van encaminadas a ello, acabaremos por no vivir nuestra propia vida. Y es que vivir siempre pendiente de lo que piensan otros, es agotador. Y darle más importancia de la debida, puede ser peligroso para nuestra independencia. Debemos siempre actuar de manera libre y autónoma. Escuchar a los otros es importante. Pero más importante es escucharnos a nosotros mismos.

Miedo al rechazo:

A nadie le gusta ser rechazado. Y sin embargo lo seremos muchas veces a lo largo de nuestra vida. Ser conscientes de eso, y saber que la gran mayoría de las veces no se trata de algo personal, nos ayudará a llevarlo mejor. Ser rechazado no es el fin del mundo. Es el camino libre para buscar y encontrar algo mejor. Algo que se acople más y mejor a nuestras necesidades. No temas al rechazo. Ser rechazado no es ni bueno ni malo. Relativiza.

Los miedos son importantes ya que de no tenerlos, correríamos el peligro de ser temerarios. Es bueno ser prudente, y no lanzarse a la piscina cuándo está vacía.

Sin embargo, no podemos dejar que nuestros miedos nos paralicen. Todos tenemos miedos, algunos infundados, contra los cuáles debemos luchar.

No permitas que tus miedos sean más fuertes que tus sueños. Según vayas cumpliendo años, los miedos serán distintos. Pero siempre tendrás alguno. Es por eso que no puedes ni debes dejarte paralizar por ellos.

Piensa que cada miedo que superes, es un paso más hacia tus metas.

Y estarás cada vez más cerca.

Morgane Bideau

Sobre Morgane Bideau

Soy Morgane, una atrevida sensata, nómada tecnológica, emprendedora estratégica con alma soñadora y soy Coach profesional.
Ya que pasamos 86,000 horas de nuestras vida trabajando, mejor disfrutarlas. Ayudo personas que quieren:
1. Encontrar lo que les apasiona, el trabajo que les corresponde
2. y/o cambiar de profesión, ser más libres y reinventarse
3. y/o ser más felices y autorrealizarse en su trabajo

Si quieres multiplicar tu ilusión x 10 a la hora de trabajar, descubre mis programas exclusivos aquí.

Empieza ya a DISFRUTAR Y REALIZARTE con tu profesión

Consejos, artículos e ideas sobre cómo realizarte en tu trabajo, dedicarte a lo que te gusta y disfrutar de ello cada día.

¡Te has inscrito con éxito!

Esta web utiliza cookies. Si continúas navegando aceptas las mencionadas cookies y nuestra política de cookies ACEPTAR